Cuando tienes un turismo y lo usas tanto para tu actividad profesional como para fines privados, debes tener especial cuidado con el IVA que te deduces de la compra del mismo y también con las facturas de gasolina y del resto de gastos derivados de éste: reparación, mantenimiento, etc.

En este caso, la parte de IVA que es deducible de los gastos será el 50% de la cuota soportada.

Vemos un ejemplo de una factura de combustible para el vehículo:

El registro de esta factura en Cuéntica sería de la siguiente forma:

Como vemos, el registro es igual que todos los gastos, pero asegurándonos de que el campo "imputación" está al 50% (al cambiarlo no vemos ningún cambio en el total de la factura, pero Cuéntica sí lo tendrá en cuenta a la hora de calcular el IVA a deducir y rellenar los modelos de impuestos que correspondan).

Es muy importante saber también que si el vehículo no se usa directamente para la actividad económica, entonces el IVA no es deducible en ninguna proporción. Podríamos tener problemas en una posible inspección.

¿Encontró su respuesta?