Para registrar el gasto que supone un seguro destinado a nuestra actividad económica, lo primero que tenemos que tener en cuenta es que los seguros NO llevan IVA, por lo que la totalidad del importe de la cuota será registrado como un gasto.

Supongamos un ejemplo de un recibo de seguro real:

En el recibo del seguro nos encontramos con:

  1. Entidad emisora: la empresa con la que tenemos contratado el seguro.
  2. Periodo de vigencia del seguro (normalmente será un año).
  3. Total: el importe a pagar por la contratación del seguro.
  4. Fecha valor: día el cual nos pasarán por banco el cargo del seguro

A la hora de registrarlo con Cuéntica, el proceso es exactamente igual que cualquier otro gasto, lo único que debemos asegurarnos es que la casilla donde normalmente colocamos el IVA debemos asegurarnos de poner un 0%. 

A continuación tenemos el ejemplo anterior, registrado correctamente en Cuéntica:

Como podemos observar el total de la "factura" debe coincidir con el total del recibo del seguro, y todo ello ha sido registrado como tipo de gasto "Primas de Seguros". En la mayoría de las ocasiones no tendremos una factura como tal, pero podremos extraer toda la información del propio recibo bancario.

 

¿Encontró su respuesta?