Hablamos de "inversión" cuando lo que compramos va a permanecer en la empresa/negocio más de un año, es de nuestra propiedad (no alquilado) y es algo que se destina a la propia actividad económica: edificios, máquinas, muebles, vehículos, herramientas, ordenadores, etc…

Pongamos un ejemplo: suponemos una factura de compra de muebles que hemos comprado para la oficina. Está claro que permanecerán más de un año, los estamos comprando (no alquilando) y se necesitan para poder trabajar, por lo que efectivamente es una inversión (y no un gasto).

Con Cuéntica es muy sencillo registrar una nueva inversión:

  1. Acceder al apartado "Gastos y proveedores" -> "Nuevo gasto".
  2. Seleccionamos el proveedor o bien creamos uno nuevo, introduciendo todos sus datos.
  3. Registrar la línea de la compra como concepto, asegurándonos de poner correctamente la base imponible y los porcentajes de IVA y de retención (en caso de que la tenga). El campo "imputación" lo dejaremos al 100%, que es el valor que sale por defecto.
  4. Marcar la opción "Es una inversión", confirmando que es una compra de algo que va a durar más de un año y que no lo vas a vender como producto de tu negocio. Al marcar la opción, aparecerán cuatro casillas adicionales.
  5. Seleccionar el tipo de inversión que mejor se adapte a la compra. En este caso, sería "Mobiliario".
  6. Marcar la opción "Es de segunda mano" en caso de serlo y confirmar que en la casilla "Importe por amortizar" está el importe total de la compra.
  7. El campo "duración prevista" es el número de años que pensamos que va a estar ese bien activo en nuestro negocio o empresa. Se pueden consultar las tablas oficiales, que especifican los años máximos que pueden ponerse aquí. Por supuesto, puedes consultarnos si tienes alguna duda.
  8. Fecha de alta: normalmente será la misma fecha de compra, pero puede especificarse otra manualmente

Rellenando esto, ya habremos registrado la inversión de forma correcta. A continuación tenemos una captura de pantalla mostrando como quedaría finalmente en Cuéntica después de completar la información que se nos pide:

¿Encontró su respuesta?