Cuando registras un nuevo gasto en Cuéntica, además del proveedor y de la propia información e importes, la aplicación pide rellenar la casilla "tipo de gasto". 

Estos tipos son en realidad una clasificación contable, exigida por la Agencia Tributaria, en la que se especifica fundamentalmente el para qué y la tipología del gasto. 

Puede ocurrir que la misma compra, dependiendo de la actividad, sea de un tipo distinto. Por ejemplo, la compra de un teléfono móvil puede ser de varios tipos: si se ha comprado para usarlo para trabajar o si se ha comprado para vendérselo a un cliente con un margen/beneficio económico, actuando como un distribuidor. 

La clasificación de Hacienda es extensa, incluye tipos que normalmente no se usan y, además, las descripciones suelen ser muy técnicas y complicadas. Por ello, el selector del tipo de gasto en Cuéntica es una clasificación propia, mucho más fácil que la oficial, que solo muestra los tipos de gasto habituales entre los autónomos y empresas y con nombres más "humanos", para que sea más sencillo elegir el tipo al que pertenece.

Con una clasificación como esta, además, se consigue clasificar los gastos fácilmente y después poder buscarlos de forma muy sencilla en función del tipo.

En la web de Información para autónomos y PYMES tenemos publicado un artículo detallando todos los tipos de gasto de Cuéntica junto con la explicación y un ejemplo de cada uno de ellos:

Al introducir un nuevo gasto, Cuéntica intentará averiguar el tipo y lo seleccionará automáticamente en función del proveedor elegido y del texto incluido en el concepto. Por ejemplo, si el proveedor es "Movistar" y la línea de concepto contiene una descripción como "Cuota de teléfono móvil", automáticamente Cuéntica pondrá el tipo de gasto como "Telefonía". No obstante, si la sugerencia automática no es la correcta, en cualquier momento puedes desplegar el "tipo de gasto" y seleccionar cualquier otro tipo de forma manual.

¿Encontró su respuesta?