En cada nueva compra, la tarjeta de crédito registra el importe pagado, pero no lo carga en ese momento en la cuenta bancaria asociada. Es decir, el importe de la compra no desaparece en ese momento de la cuenta, sino que la tarjeta lo guarda y acumula durante un tiempo (normalmente un mes, llamado "periodo de liquidación"). 

Cuando se llega al final de este periodo, automáticamente se carga en la cuenta bancaria del titular el importe total de todos los pagos realizados y acumulados con esa tarjeta durante el tiempo del periodo de liquidación anterior.

Por tanto, con las tarjetas de crédito hay dos conceptos clave:

  • "Periodo de liquidación" es el tiempo, normalmente de un mes, durante el que se van acumulando las compras sin realmente ser cargadas en la cuenta bancaria asociada.
  • "Liquidación de la tarjeta de crédito" es el momento en el que se carga en la cuenta bancaria el importe acumulado de todas las compras realizadas durante el periodo de liquidación. 

A efectos contables, las tarjetas de crédito lo que hacen es "prestar" dinero a la cuenta bancaria, puesto que puedes ir haciendo compras durante todo el periodo y es la tarjeta la que adelanta el pago. Así, cuando termina el periodo de liquidación, la cuenta bancaria tiene que "devolverle" ese dinero a la tarjeta de crédito. Por eso, en Cuéntica hay que registrarlo como un "traspaso" entre la cuenta y la tarjeta.

Al comprar algo y pagarlo con la tarjeta de crédito, en el gasto en Cuéntica debe especificarse que se ha pagado con la tarjeta de crédito.

Aunque solemos llamar a todas las tarjetas bancarias "de crédito", en realidad este funcionamiento es totalmente diferente en las tarjetas de débito. Tienes más detalles en este artículo, que explica las diferencias entre tarjetas de débito y de crédito

Cómo registrar en Cuéntica la liquidación de la tarjeta de crédito

Para registrar en Cuéntica la liquidación mensual de una tarjeta de crédito, lo primero que se necesita es tener la tarjeta creada y asociada a la cuenta bancaria que corresponda en el apartado de Configuración → Cuentas bancarias.

Cada vez que ocurra una liquidación de la tarjeta de crédito, que normalmente se hace una vez al mes, habrá que crear un nuevo traspaso entre cuentas, eligiendo como origen la cuenta bancaria asociada y como destino la tarjeta de crédito.

En caso de estar utilizando la herramienta de conciliación bancaria automática (muy recomendable), crear ese traspaso es todavía más fácil porque te va a rellenar automáticamente los datos del movimiento.

Desde conciliación bancaria, cuando aparezca en la columna de Tus movimientos bancarios el movimiento de la liquidación de la tarjeta de crédito, en la columna de la derecha utilizaremos la acción de "Nuevo traspaso" para crear ese registro ya con todos los datos rellenados. 

Solamente habrá que elegir que la cuenta destino del traspaso es la tarjeta de crédito y listo, quedará conciliado:

¿Encontró su respuesta?